Testo

Las temperaturas de los alimentos influye esencialmente en la formación y proliferación de gérmenes y, por lo tanto, en la calidad de los productos así como en la salud del consumidor. Para garantizar la seguridad de los alimentos, el mantenimiento de la cadena de frío es esencial, por lo que es necesario medir las temperaturas constantemente.